Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Dom Mar 10, 2013 10:04 am por Invitado

» Afiliación élite: Cuervos en alta mar
Vie Feb 22, 2013 4:04 am por Invitado

» Psiquiátrico Fallen Angel [Élite o Vip]
Mar Feb 05, 2013 5:02 am por Invitado

» Escrituras Modernas [Elite-Recién Abierto]
Lun Feb 04, 2013 3:37 pm por Invitado

» Lista y petición de personajes de la saga
Dom Dic 30, 2012 5:39 am por Reneesme Cullen

» Who's That Chick? (Alice)
Jue Dic 27, 2012 11:37 am por Katherine B. Dixon

» The History Of Camelot [Afiliación Élite] Cambio de botón
Sáb Dic 22, 2012 9:20 am por Invitado

» Casting de Leah (Terminado)
Jue Dic 20, 2012 1:08 pm por Alice Cullen

» Aclimatandome a mi nuevo hogar (Libre)
Mar Dic 18, 2012 2:42 pm por Erika Ross

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Sáb Sep 28, 2013 8:38 pm.
Hermanos
Elite
Rol Anatomia de GreyImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicLa boca del infiernoYour Fanfics After Dawn ~ Tras el AmanecerThe History of Camelot [url=http://shakespeareinlove.foroactivo.com/]
Ski Diseñado por Sakoi y Nel Silenzio de Sourcecode Codigos creador de fichas y registos por Sourcecode. Hisotria diseñada y originada por Bella S. Cullen

Casting Jane Vulturi

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Casting Jane Vulturi

Mensaje por Jane Vulturi el Dom Dic 02, 2012 9:44 pm

¿Qué personaje deseo tomar?
El personaje que deseo tomar es Jane Vulturi.

¿Por qué deseo tomarlo?
Fácil, amo el personaje. Lo roleo hace ya casi tres años y desde entonces somos inseparables, me siento muy cómoda con el y le tengo mucho cariño.

Prueba de rol

Los días seguían su marcha interminable, podría decirse que las cosas seguían como siempre, pero no, la verdad era que después de la partida de Edward y Bella los señores y yo especialmente nos habíamos sumido en una gran confusión. Como no había de serlo, uno de nosotros se había enamorado de un humano ¿Cómo había podido pasar algo así? La verdad es que Edward me parecía patético, nosotros no nos enamorábamos de la comida, eso carecía de sentido y de toda inteligencia. Pero no era solo el hecho de ese amor irracional lo que me tenia confundida, desde que los Cullen habían pisado suelo Italiano habían maldecido este lugar, nos habían llenado de confusión y nos habían arrastrado en sus tontos problemas. Los señores se habían retirado, necesitaban pensar, así nos encontrábamos todos, la consternación rondaba los muros del castillo.

-cosa succederà ora?-

Exclamé con gran frustración mientras cerraba de un portazo la puerta de mi habitación, no era normal que yo me comportara de esa manera, generalmente yo era una persona fría y tranquila, pero, ¿Qué era normal ahora? La verdad es que aun no podía creer lo que había pasado hacia ya pocas horas. Un no lograba entender como una patética humana había podido ser inmune a mi don, el don mas letal del mundo, para ella no había sido nada! No había sentido nada, yo había estado allí, sonriéndole, con mi clásica sonrisa sádica y ella solo me devolvía la mirada asustada, pero no se retorcía! ¿Cómo era posible? Esa frágil humana era la única persona que había podido estar de pie, soportando mi tortura como si nada estuviera pasando, nunca olvidaría algo así, de hecho, buscaría una forma de resolverlo y averiguar el porque de un evento como ese.

Una locura, algo irreal, me sentía como en un sueño del cual deseaba despertar, pero no, no era un sueño, hace muchos años que no sabia lo que era soñar o dormir, sin embargo así me sentía, como si todo lo que había pasado fuera tan increíble que era preferible pensar que tan solo era un sueño, o mejor dicho una pesadilla. Todo era sumamente confuso, las cosas habían pasado muy rápidamente, primero: Edward llegaba al castillo pidiendo ser asesinado. Segundo: Volvía con una insípida humana y después de planear romper nuestras reglas decía que todo había sido un malentendido. Normalmente yo sabia como terminaría una situación así, los mataríamos de inmediato, pero no, el señor Aro me sorprendió queriendo que torturar que la humana, yo creía que los mataríamos, pero al parecer la humana era algo especial. “La tua cantante” Como le decía a esa chica.

Yo como siempre no me negaba a torturar a alguien, si para mi había algo que me satisficiera mas que alimentarme era el poder torturar a alguien, ver como se retorcía poco a poco de dolor, como el color abandonaba sus mejillas y la luz escapaba de su mirada. Además me esperanzaba la idea de que Bella fuera inmune a los demás pero no a mi don, así que sonreí gustosa. – ¿Si maestro?- Le pregunte de forma inocente aunque ya sabia lo que el quería de mi, en parte, yo lo deseaba mas que nada. –Me preguntaba querida si Bella es inmune a ti- Tal y como lo pensaba. Yo dirigí mi mirada hacia la pareja de enamorados, ignorando los gruñidos de Edward y la expectación de los demás, cuando me disponía a torturar el mundo desaparecía, solo éramos la victima indefensa y yo, la perfección hecha vampira. Deje que mi don actuara sobre ella, pero ante mi apareció Edward, soportando todo el dolor que iba dirigido para ella.

¿Qué clase de estupidez era esa? ¿Acaso de eso se trataba el amor? ¿De dar todo y sacrificarse a uno mismo por el ser amado? Pues si era así yo no deseaba sentirlo, no imaginaba una situación en la que yo tuviera que dar mi vida por otra persona, y menos un humano. Yo solo amaba a una persona, mi hermano, mi sangre, la única persona con la que de verdad tenia un lazo afectivo. A los señores le debía lealtad, respeto y gratitud, pero el amor fraternal que sentía por mi hermano no se comparaba con nadie, podría decirse perfectamente que era a la única persona que yo quería, por el si daría la vida. Pero era muy distinto, porque Alec era mi hermano, mi sangre. Bella y Edward no tenían ningún lazo, un amor, según el, pero yo no creía tanto eso, aunque el verlo allí, tan dispuesto a morir por ella me hacia pensar muchas cosas, cosas que nunca antes había pensado.

-l'amore, l'amore cos'è quello?-

El caso es que después de que Edward se había quitado de en medio Bella siguió allí como si nada. Y lo peor es que mi señor, Aro, se burlo, como si hubiera algo gracioso en esto, yo taladraba a Bella con la mirada, desde ese mismo momento sentí odio, no debía haber en el mundo alguien que pudiera decir que había sobrevivido a mi don. El significado de la palabra letal es algo que te mata, que es dañino, pero si alguien sobrevivía a el, eso quería decir que no era tan malo como había creído durante mi existencia. Pero no solo eso fue lo que mas me ofendió, me indignaba que Aro dijera que no había encontrado a alguien con tanto potencial desde que me había conocido, ahora me estaba comparando con la estupida humana! Ese era un gran golpe para mi ego, con cada palabra “inocente” Que Aro decía lo único que lograba era alimentar mí más mi odio.

Camine hacia la ventana, observe la ciudad, me recosté en el alfeizar de la ventana, la verdad es que si me ponía a recordar todo lo que había pasado terminaría agobiándome por completo, yo no tenia que preocuparme por esa insignificante humana, aunque el hecho de que los demás se enteraran no me gustaba, pero ¿Y que? Ella era inmune pero los demás no, mi don seguía siendo tan temible como siempre, y ella era solo una humana, una frágil e indefensa, la cual yo podría destruir en cualquier momento y sin necesidad de mi don, ya que aunque ella fuese inmune, no era inmortal. El gran error de Edward era mantener a su amada siendo una humana, eso la dejaba a la merced de todos los peligros, y más que todo, de mí. Yo no dejaría que a los señores se les olvidara la visita que tenían planeada, ellos tenían que confirmar que Bella era vampira, y al no serlo ya que yo confiaba en que Edward no la convertiría, yo misma la mataría.

-Morte sangue dolore e soffrimento.Di quello sarà piena la vita di Isabella Swam mentre io esista.-

Me imaginaba a Bella, con una capa negra, siendo líder de la guardia Vulturi. Sacudí mi cabeza con violencia intentando eliminar esa imagen de mi mente, pero era difícil, el hecho de que Aro le hubiera ofrecido entrar a la guardia era insultante. Al menos yo no era la única que pensaba así ya que el señor Caius, siempre mas inteligente e impulsivo sentía la misma repulsión que yo hacia esa humana. Me agradaba no ser la única persona que pensara que los demás eran insignificantes, al ser Caius tan impulsivo y sádico como yo me sentía en familia, el me agradaba, su forma de pensar iba mucho con la mía. Marco por el contrario era muy tranquilo, nunca hablaba y dejaba que Aro tomara el control de las cosas, eso no me gustaba, yo era de las personas que dominaban, no servia para ser dominada tal y como el lo era. Era como un muerto.

La verdad es que toda esta situación tenía al castillo sumido en un amargo silencio, peor que el de siempre. Todos estaban confundidos, yo muy enojada, y Aro pensando en las posibilidades que teníamos de conseguir a Alice en la guardia, al parecer se había obsesionado con esa pequeña duende, y si, cuando el quiere algo lo consigue, no dudaba que pronto estaríamos de camino Forks para castigar a los Cullen por alguna regla que rompieran. Y yo esperaba con ansias ese día, el poder enfrentarme cara a cara con Bella y demostrarle que no era tan especial como creía. Yo, la mordería, la golpearía, extirparía su cabeza y vería como Edward agonizaba lentamente viendo a su amada morir, porque no habría venganza más dulce que esa.

Y allí, recostada contra la ventana me di cuenta de que le estaba dando mucha importancia al asunto de Bella. Pero el tiempo pasaba muy rápido, no se detenía y en cualquier momento las cosas podían salir mal y ella terminaría siendo una de nosotros, como Aro la veía, una muy poderosa vampira. Yo me encontraba con un nudo en el estomago, a pesar de que me había acabado de alimentar con lo que Heidi nos había traído, tenia el deseo de cazar por mis propios medios, la verdad es que nunca me había gustado la idea de que alguien me trajera la comida como si yo fuese un bebe, de hecho a mi me encantaba cazar, sabia que no podía hacerlo en la ciudad, pero sabia que como todos estaban tan pensativos y preocupados no notarían que me ausentaba unas horas.

Me puse de pie en la ventana y salte con gracia y agilidad, comencé a dirigirme hacia las afueras, si cruzaba los limites de Volterra podría alimentarme, y dejar fluir mi mente. Como estaba tan llena de ideas los pensamientos se amontonaban en mi cabeza y no me dejaban actuar con claridad, lo que yo necesitaba era pensar y poder planear que iba hacer con Bella “la humana que sobrevivió”.

No tarde mucho en cruzar los muros que rodeaban la ciudad, camine con normalidad mientras buscaba una forma de alimentarme sin llamar mucho la atención. Podía hacerme la niña perdida, con mi frágil y delicada apariencia los humanos se sentían conmovidos y siempre me ayudaban, pero la verdad es podía intentar algo diferente, no ser la típica niña indefensa si no también algo mas. Lo había decidido, seria una turista un poco desorientada, los humanos, y especialmente los hombres nunca se negaban a ayudar a una chica bonita, mucho menos si era alguien como yo, con una belleza sobrenatural. Me acerque a ellos con un papel que había acabado de garabatear y hable:

-¿Disculpe, podría ayudarme con esta dirección?- Los chicos me miraron un poco desubicados, talvez no hablaban castellano – ¿Vouz parlez Frances?- Ellos siguieron sin comprenderme, sabia que si les hablaba en todos los idiomas que yo conocía se les haría raro ya que una niña tan pequeña no era normalmente tan estudiada, pero la verdad es que me ceñiría a mi plan. –You speak inglish?- Ellos asintieron, la verdad es que el alimentarme de turistas no había estado en mi plan, pero era mucho mejor, así no habría una familia de Italia buscando el paradero de sus familiares.

Los engañe fácilmente, los llevo a un lugar alejado ya que se ofrecieron a acompañarme y comenzó el juego. Al primero de ellos lo asesine de inmediato, me alimente de el mientras el otro me miraba con el espanto marcado en su rostro. El primero yacía sin vida en el suelo del callejón mientras el otro no se alcanzaba a imaginar que a el le había tocado la peor parte. El seria Bella, eso me ayudaría a descargar la frustración que tenia. Primero lo torture, el pedía piedad, pero yo no era una persona indulgente, me acerque a el, siempre mirándolo con desprecio y con el odio llameando en mis ojos, la despreciaba, odiaba la idea de que alguien pudiera vivir a mi don, eso me hacia mas común, mas vampira corriente. Maté al humano después de divertirme con el y me deshice de sus cuerpos incinerándolos en un basurero. Era hora de regresar.

Sabía que tendría mucho tiempo para pensar, ahora el futuro parecía prometedor, no veía en el rostro de Edward la intención de volver a su novia en un ser inmortal, eso le generaría problemas a el y satisfacción para mi, esta vez Aro no podría ignorar los hechos y tendría que actuar. Y nada me haría más feliz, no dejaría que nadie le tocara un cabello a Bella, yo me encargaría de ella y vería cada expresión de dolor en su rostro, recordándole que podía ser inmune a mi don, pero nunca al dolor que yo podría causarle. Así, llegue al castillo, después de tomarme tiempo para pensar y para descargar la frustración, al llegar al castillo volví a ser la misma chica fría y sin sentimientos de siempre, pero eso si, el odio y el rencor seguían en mi.

Jane Vulturi
Vampiro Tradicionales
Vampiro Tradicionales

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 30/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Casting Jane Vulturi

Mensaje por Bella S. Cullen el Dom Dic 02, 2012 9:47 pm


Casting Aceptado





Isabella Swan Cullen
Y asi el lobo se enamoro de una oveja... Que oveja tan estúpida.
avatar
Bella S. Cullen
Cullen
Cullen

Mensajes : 100
Fecha de inscripción : 28/11/2012

Ver perfil de usuario http://bloodstigma.forochile.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.